Huyes antes de que apenas pueda hablar.
El final de historias por contar.
Llueve tanto que camuflo al llorar
Un corazón, que un día fue tu hogar.

Buen refugio son 6 cuerdas y un licor
Tristes versos, te escribo en re menor.
Pasa el tiempo devendrás una ilusión,
Una canción de pasión que se fugó.

Y encuentro promesas rotas
Que hoy marchan sin dolor.
Que ya no busco en mis sueños
Lo que un día me prometió.
Que quedarse no era amarse.

Y donde quedarán,
Esas tardes de domingo de noviembre,
Cuando el sol se marcha pronto y tú por siempre.
De memorias, promesas tan rotas.
De una realidad.
Y no sonríes más
Que hubo mil razones pero esto se apaga
Que hoy regalas el amor que me guardabas.
En los bares por una o dos copas.
Sin rumbo ni control.

Que difícil es callarse la verdad
El silencio que reina en tu lugar.
Son cien noches ya pensando en llamar
Oír tu voz, después colgar.

Dolieron, las despedidas
Tus bailes de salón.
Canciones desordenadas
Hoy vuelan sin dirección.
Con palabras que se escapan.

Y donde quedarán,
Esas tardes de domingo de noviembre,
Cuando el sol se marcha pronto y tú por siempre.
De memorias, promesas tan rotas.
De una realidad.
Y no sonríes más
Que hubo mil razones pero esto se apaga
Que hoy regalas el amor que me guardabas.
En los bares por una o dos copas.
Sin rumbo ni control.

Mira los acordes aquí